La mortalidad infantil creció en San Luis, superó la media nacional y llegó al 9,8

La mortalidad infantil creció en San Luis, superó la media nacional y llegó al 9,8

En el inicio de febrero, el ministerio de Salud de la Nación dio a conocer que Argentina registró en 2021 el valor más bajo de mortalidad infantil en la historia. El anuncio fue celebrado como un logro, aunque no se dieron mayores precisiones sobre las 24 jurisdicciones.

El Chorrillero realizó un pedido de acceso a la información pública para conocer la realidad de San Luis y los resultados no fueron los mismos ni tampoco festejables. Después de tres años, la tasa volvió a subir y marcó la cifra más alta desde 2014.

En 2021 (últimos datos disponibles) la mortalidad infantil en la provincia fue de 9,8 cada mil nacidos vivos. El año anterior había sido de 8. Esto significa que se elevó en casi dos puntos.

El dato de San Luis no solamente es alarmante por el crecimiento, sino también porque supera el valor de la media nacional, que se ubicó en 8.

El índice fue variando: en 2015 fue de 9,4; en 2016 pasó a 9,7; en 2017 bajó a 8,3; en 2018 fue de 8,8: y en 2019 se situó en 8,4 y en 2020 se ubicó en 8.

Ahora nos detendremos en el desglose de 2021, porque la información proporcionada por Nación permite saber la cantidad de defunciones infantiles, el departamento de residencia de las madres, los meses que tenían los bebés y los motivos de desencadenaron en el fallecimiento.

Las defunciones infantiles en San Luis.

Durante ese año, en la provincia hubo 6007 nacidos vivos (en 2020 habían sido 5993). La mayoría fue en Juan Martín de Pueyrredón (2763) y Pedernera (1858). Por su lado, en Ayacucho fueron 273, en Belgrano 56, en Pringles 169, en Chacabuco 234, en Dupuy 152, en Junín 388, en San Martín 43 y 71 en departamentos sin consignar.

En el mismo periodo, se reportaron 59 muertes infantiles, es decir, de menores de un año de vida. 40 de ellas en el periodo neonatal (antes de los 27 días después del nacimiento) y las restantes en la etapa posneonatal.

De las 59, 24 se produjeron en Pueyrredón, 19 en Pedernera, cinco en Ayacucho, cuatro sin identificación, tres en Pringles y dos en Chacabuco y Junín.

En relación a las causas de la mortalidad, una importante proporción (34) fue por “ciertas afecciones originadas en el periodo perinatal”, es decir, desde la semana 22 de embarazo al séptimo día de vida fuera del útero.

Las causas de las defunciones en San Luis.

Además, 15 fueron adjudicadas a “malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas”. Se suman otras cuatro por “causas externas de morbilidad y de mortalidad” y una por “enfermedades del sistema nervioso”.

Por otro lado, la mayoría de los decesos fue antes del mes de vida (42). Pero hubo cinco a los 3 meses, cuatro durante el 1° mes, tres durante el segundo, dos en el cuarto y uno a los 5, 8 y 11 meses de vida.

Fecundidad adolescente

Otro de los ejes de los datos brindados por la dirección de Estadística e Información de Salud es sobre la proporción de mujeres de hasta 19 años que fueron madres en 2021.

La tasa de fecundidad adolescente pone en relación la cantidad de nacidos vivos de madres en ese periodo etario con la cantidad total de mujeres de 10 a 19 años, en el mismo lugar geográfico y año.

En este punto es necesario hacer dos distinciones debido a que el ministerio de Salud de la Nación establece dos grupos: menores de 15 años y de 15 a 19 años.

Los datos de fecundidad adolescente en San Luis.

Si nos centramos en el último rango, hubo un descenso en 2021 de la fecundidad adolescente. Esto a raíz de que en ese año la tasa fue de 25,34 cada mil mujeres de esas edades. En 2020 el índice había sido de 29,11.

La población en base a la que se hizo el cálculo fue de 20.596 mujeres, de las cuales 522 fueron madres.

Pero si por otro lado nos referimos a las menores de 15 años, el panorama es otro.

En San Luis casi se duplicó la tasa en un año: pasó de 0,56 a 0,97. Esta proporción surge de que en 2021, hubo 19.566 adolescentes en ese rango etario y de ellas, 19 dieron a luz.

Fuente: El Chorrillero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *